23 de noviembre de 2011

Información de interés I: Tipos de cafés


¡Buenos días! Hoy en nuestro blog, vamos a hacer referencia a una bebida que muchos consideran “esencial” después de levantarse y para afrontar una dura jornada. Hablamos, lógicamente del café, esta bebida tan estimulante pero que se puede tomar de varios tipos que os enseñamos a continuación:

Café solo:  el café lo servimos en una taza, normalmente pequeña. No lo acompañamos de leche ni algún otro producto líquido. Normalmente se le añade azúcar debido a que es amargo.

El cortado: es un tipo de café expresso, con una taza cubrida la mayor parte de café y 1/3 más o menos de leche caliente o natural. A vece, hay algunos cafeteros que calientan mucho la leche para hacer una espuma densa y continua.


El café con leche: el café con leche es semejante al cortado pero con más leche. La taza en la que se sirve suele ser mayor que la del cortado y que la del café solo. El café con leche no está limitado al uso de un solo tipo de café. El expresso y el de filtro son muy tradicionales, aunque recientemente el café soluble es muy común.

Capuchino: El capuccino es una bebida italiana preparada con café, leche y espuma de leche, a veces con cacao o canela en polvo. Se compone de 1/3 de café, 1/3 de leche calentada al vapor, 1/3 de leche con espuma . Estos dos últimos ingredientes se elaboran al mismo tiempo durante el calentado de la leche. Ahora los límites de consumo han sobrepasado Italia, influyendo sobretodo los países de sus alrededores.

Café Vienés: conocido en italiano también como espresso con panna, es un café expreso pequeño o doble, generalmente ligero y cubierto con crema batida y se sirve en demitasse. Es muy popular en Budapest y Viena.


El café irlandés: este tipo de café se realiza con unas dos cucharadas de café y whisky con café muy caliente. Además, se la añade nata encima y resulta muy fácil de preparar y sin un coste muy elevado.

1 comentario: